Blog

Memorias

XVIII Aniversario de la Canonización del Santo Hermano Pedro de San José Betancur

La celebración del 18 aniversario de la canonización de nuestro Santo Hermano Pedro, el primer santo de Canarias; tuvo una relevancia particular en este año dos veces bicentenario por   el nacimiento de nuestra Beata Madre María Encarnación Rosal y por la erección de la Diócesis de Tenerife.

Con motivo del estado de alarma por el Covid-19 no se pudo  realizar la apertura del año santo en la fecha programada,   en el santuario del Hermano  Pedro decretado así por nuestros Obispo. Pero la ocasión  llegó  propicia para celebrar ambos acontecimientos el pasado 30  de julio,  donde presididos  por nuestro Obispo Bernardo Álvarez,  se celebró con solemnidad estos dos  acontecimientos con la debida prudencia y  teniendo en cuenta los protocolos de seguridad sanitaria y el aforo permitido en el templo.

Junto a nuestro Obispo, concelebraron el Padre Julio Ribot, párroco en San Pedro Apóstol en el año de la canonización y quien impulsó ampliamente la construcción del Santuario; el Padre José Emiliano Rodríguez actual párroco, así como también otros sacerdotes especialmente unidos a nuestro espíritu Bethlemita.

Previo a la Eucaristía se hizo la proyección de un vídeo que nos mostró el interior del templo parroquial de San Pedro Apóstol, cuna sacramental del Santo Hermano Pedro; así como también el interior del santuario y museo que se erigen en el lugar donde estuvo construida su casa familiar.

La solemne Eucaristía se abrió con un canto que exaltó la vida de nuestro Padre como ejemplo de amor y caridad. En la homilía, el señor Obispo destacó la vida y misión de nuestro Padre y el camino recorrido por nuestra Madre María Encarnación para continuar su obra y hacerla presente hasta nuestros días.

Durante la procesión de ofrendas se destacaron los signos de la lámpara y la campana, Belén y Cruz  y como sello final  el Pan y el vino. Fue muy emotivo contemplar a los más pequeños procesionando con estos símbolos, en este pueblo caracterizado por una población bien entrada en años. Su presencia en esta celebración nos abrió un horizonte de esperanza para seguir mostrando la riqueza de nuestro Carisma en este pueblo que vio nacer y crecer a nuestro  Santo Hermano Pedro.

Después de la celebración no podía faltar el brindis compartido con lo que cada uno aportó para festejar este acontecimiento, este momento es algo que nunca falta en las celebraciones de este pueblo canario tan dado a compartir, que disfruta de la alegría de la fe y la amistad. Es un momento especial donde todos comparten sencillamente y se unen en un solo corazón, sin distinción de ninguna clase;  se ríe y se canta al son de una isa o de una folía.

A nosotras nos queda el dulce sabor de esta celebración, que fue sin lugar a dudas una buena oportunidad para afianzar la devoción y amor a nuestro Padre y seguir promoviendo el conocimiento de la vida de nuestra Madre Encarnación. Estamos orando en comunidad por la salud de varias  personas que se han encomendado a su intercesión. Rogamos que el Señor obre el milagro por su intercesión  y por qué no, que sea en la tierra de nuestro padre.

Agradecemos a la Madre General Irma Cecilia Fuentes Pérez quien incentivó esta iniciativa de celebrar esta Eucaristía en directo para posibilitar que muchas hermanas nuestras y demás allegados a nuestra familia Betlemita pudieran desde diversos puntos de nuestra geografía, celebrar un aniversario más de la exaltación de nuestro Padre a los altares y hacerlo a través de los medios digitales que nos ofrecen la posibilidad de unirnos y acercarnos a nuestras diversas realidades.

Hna. Claudia María Gómez Martínez.

Bethlemita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *